La importancia de proteger la piel afectada por el uso de equipos de protección individual (EPI) | Hollister ES

Hollister Incorporated, Estado actual relacionado con la pandemia de COVID-19 Aprende más

La importancia de proteger la piel afectada por el uso de equipos de protección individual (EPI)

Actualmente, el uso habitual de mascarillas faciales de protección individual puede contribuir a que la piel se irrite o sufra otros daños. Las toallitas dermoprotectoras Adapt de Hollister pueden contribuir a proteger la piel oculta por la mascarilla1.

Obtenga información sobre cómo proteger la piel afectada por el uso de una mascarilla de protección individual.

La pandemia del COVID-19 que estamos viviendo actualmente ha propiciado un notable aumento en el uso de equipos de protección individual (EPI) por parte de los profesionales sanitarios; este uso intensivo puede ocasionar daños en la piel y, por tanto, puede surgir la necesidad de proteger la piel2.

EPI y daños cutáneos

En los entornos sanitarios , los EPI se utilizan para crear una barrera entre los trabajadores sanitarios y los agentes infecciosos que puedan tener los pacientes, así como para reducir el riesgo de transmisión de microorganismos de los trabajadores sanitarios a los pacientes. Existen diversos tipos de mascarillas quirúrgicas y pantallas faciales que los profesionales sanitarios utilizan para reducir el riesgo de transmisión; algunas mascarillas se ajustan firmemente sobre la cara (por ejemplo, las mascarillas N95)3.

El uso habitual de una mascarilla puede causar irritación y escarificación de la piel debido a la humedad, la fricción y la presión1.

¿Por qué esto es motivo de preocupación?

La irritación cutánea causada por una mascarilla es muy molesta y desagradable, y nadie debería sufrir más de lo estrictamente necesario.

Ya hemos interiorizado el mensaje «no te toques la cara» como un método para prevenir la transmisión del virus;  una forma de reducir al mínimo posible el contacto con el virus con "la mucosa" de los ojos, la nariz y la boca.

«La presencia de la más mínima abrasión en la cara causada por un EPI puede aumentar la probabilidad de que nos toquemos la cara en un intento inconsciente de aliviar la irritación4».

Y en esto precisamente radica la importancia de lavarse bien las manos. Sin embargo, también puede tomar medidas para protegerse la piel y hacer que la prevención sea una prioridad.

¿Qué puedo hacer para proteger la piel oculta por la mascarilla?

Diversas organizaciones han publicado pautas y declaraciones de consenso con el objetivo de ayudar a los profesionales sanitarios a mantener la integridad de la piel y prevenir lesiones cutáneas debajo de los EPI. Encontrará estas pautas en los sitios web enumerados a continuación:

  • Orientación para una piel sana (en inglés); Wound Ostomy Continence Nurse Society (WOCN)
  • Prevención y tratamiento de daños cutáneos relacionados con el uso de equipos de protección individual (en inglés); Nurses Specializing in Wound Ostomy Continence Canada (NSWOC)
  • Informe consensuado sobre la prevención de lesiones derivadas del uso de mascarillas N95 (en inglés); NPIAP 
  • Ayuda para prevenir el daño en la piel del rostro oculta por el equipo de protección individual (en inglés); NHS England and NHS Improvement
  •  

    Estas pautas y declaraciones de consenso publicadas por WOCN Society, NSWOC y NPIAP han identificado que la aplicación de un sellante/protector cutáneo líquido sobre la superficie de la piel que va a estar en contacto con la mascarilla puede contribuir a la prevención de lesiones por fricción sin detrimento alguno del ajuste de la mascarilla. Esta es una práctica recomendada.

    Toallita dermoprotectora

    La toallita dermoprotectora de Hollister no contiene alcohol y crea una película protectora (sellante líquido) sobre la piel. La toallita puede aplicarse sobre piel intacta que precisa protección (mejillas, nariz, frente y orejas)5.

    A continuación se enumeran los pasos para garantizar la correcta aplicación de una toallita dermoprotectora6:

    • Lavar y secar bien la piel
    • Abrir el paquete de toallitas dermoprotectoras y sacar una toallita
    • Aplicar directamente la toallita sobre la zona de piel intacta que se desea proteger
    • Evitar el contacto con los ojos y las membranas mucosas
    • Antes de tocar la zona, esperar a que se haya secado completamente
    • Colocar el EPI según las instrucciones del producto

    La prioridad es el ajuste de la mascarilla. En las pautas se aclara que la toallita dermoprotectora en principio no debería interferir con la integridad de la mascarilla, puesto que no añade ningún material en la zona donde la mascarilla se ajusta a la cara1.

    La película protectora puede permanecer en la piel sin dañarla de ningún modo. Si fuera necesario eliminarla, es posible hacerlo con un limpiador de adhesivos. Si la barrera permanece sobre la piel, es protectora, en ningún caso nociva. Seguirá actuando como barrera eficaz para la protección de la piel1.

     


    Referencias

    1. https://cdn.ymaws.com/member.wocn.org/resource/resmgr/covid19/Guidance_for_Skin_Health_Upd.pdf
    2. https://cdn.ymaws.com/npiap.com/resource/resmgr/position_statements/Mask_Position_Paper_FINAL_fo.pdf
    3. https://www.cdc.gov/niosh/npptl/pdfs/UnderstandDifferenceInfographic-508.pdf
    4. https://www.jaad.org/article/S0190-9622(20)30391-1/fulltext