¡Atención! Información actualizada a mayo de 2024. Aviso importante sobre los dispositivos de urostomía de 2 piezas Descubre más

Lo que necesita saber sobre los sistemas de bolsa de ostomía

Elegir el sistema de bolsa correcto es una decisión importante después de la cirugía de ostomía. Aquí puede encontrar lo que necesita saber.

What You Need to Know about Ostomy Pouching Systems

Conozca los hechos sobre los sistemas de bolsa de ostomía.

El sistema de bolsa de ostomía que recibió en el hospital puede estar diseñado para funcionar con distintos estomas. Después de llegar a casa, es una buena idea probar distintos sistemas de bolsa para ver cuál funciona mejor para su estoma. Aquí encontrará información fundamental sobre los sistemas de bolsa para ayudarle a encontrar el adecuado para usted.

Dispositivos de ostomía de una y dos piezas

Hay dos tipos de dispositivos de ostomía: de una pieza y de dos piezas. Cada uno tiene ventajas distintas.

Ambos tipos de dispositivos incluyen una lámina y una bolsa. La lámina es la parte adhesiva del dispositivo que se ajusta al contorno exacto del estoma. Protege la piel y mantiene el sistema de bolsa en su lugar, por lo que elegir la lámina adecuada es importante. A veces se llama barrera cutánea. La bolsa es la parte que recoge el efluente del estoma.

Sistema de bolsa de una sola pieza: En este tipo de dispositivo, la lámina está sujeta de forma permanente a la bolsa, por lo que es una sola unidad. Al cambiar un sistema de bolsa de una pieza, la bolsa y la lámina se retiran juntas. El sistema es sencillo de colocar: solo consiste en quitar el protector y pegar. Otra ventaja es que queda más plano sobre la piel y se puede apreciar menos debajo de la ropa. Si tiene un bulto o una hernia cerca del estoma, puede obtener el mejor ajuste con una bolsa de una sola pieza.

Sistema de bolsa de dos piezas: Este sistema es el más versátil. Incluye una lámina y una bolsa como dos piezas separadas. El aro de plástico de un sistema de dos piezas conecta las dos partes, lo que facilita abrir y desechar la bolsa. El sistema de bolsa de dos piezas permite cambiar la bolsa mientras la lámina permanece en el cuerpo. Puede usar bolsas distintas según su nivel de actividad; por ejemplo, puede cambiar a una bolsa más pequeña para hacer deporte o en la intimidad.

Este es un resumen breve de algunos de los factores a tener en cuenta al elegir un dispositivo de ostomía.

Un sistema de una sola pieza podría ser adecuado para usted si

Un sistema de dos piezas podría ser adecuado para usted si

Prefiere un sistema de quitar el protector y pegar más simple, con menos pasos

Prefiere que la lámina permanezca en su lugar al cambiar la bolsa

Le preocupa que la bolsa de ostomía se note a través de la ropa

Quiere cambiar la bolsa con más frecuencia que la lámina

Tiene un bulto o una hernia cerca del estoma

Pretende usar diferentes bolsas para hacer ejercicio o en la intimidad

Tiene artritis, problemas de visión u otros problemas que hacen que un sistema más simple sea más fácil de usar

Le preocupa que los cambios frecuentes de la lámina provoquen irritación alrededor del estoma

Le preocupan los costes (los sistemas de una pieza suelen ser más asequibles)

Desea cambiarse rápido sobre la marcha (se puede quitar una bolsa usada y colocar una nueva rápidamente)

 

Bolsas de ostomía abiertas y cerradas

Hay dos tipos de bolsas de ostomía: bolsas abiertas y bolsas cerradas, cada una con sus propias ventajas.

Bolsas abiertas: Estas bolsas tienen una pinza o un cierre integrado (un mecanismo de cierre integrado en la bolsa). Están pensadas para vaciarlas cuando están hasta entre un tercio y la mitad de su capacidad total. Piense en utilizar una bolsa abierta si tiene evacuaciones frecuentes a lo largo del día. Vaciar la bolsa es rápido y fácil. Si ha tenido una urostomía, usará una bolsa abierta con una válvula. (Las bolsas de urostomía son algo diferentes; explore los conceptos básicos de la bolsa de urostomía).

Bolsas cerradas: Puede quitar y desechar estas bolsas; no es necesario vaciarlas. Puede pensar en la posibilidad de usar una bolsa cerrada si las evacuaciones son menos frecuentes y solo necesita vaciar la bolsa una o dos veces al día. Las bolsas cerradas no tienen pinzas y es necesario reemplazarlas para vaciarlas. Se quitan y se vacían, y luego se tiran.

Hay bolsas disponibles en varias longitudes y en transparentes y opacas. También puede seleccionar bolsas con un tejido suave para favorecer la comodidad y proporcionar mayor discreción.

Para ayudarle a elegir la bolsa adecuada, aquí encontrará una guía de decisión rápida.

Elegir una bolsa

Situación

Considere…

El efluente está formado y puede tener gas

Bolsas con filtro

Desea ver el estoma y el contenido de la bolsa

Bolsas transparentes

Prefiere no ver el estoma ni el contenido de la bolsa

Bolsas opacas

La descarga es poco frecuente (una o dos veces al día)

Bolsas cerradas

La descarga es frecuente (tres veces o más al día)

Bolsas abiertas

Trabaje con su personal de enfermería especializado en estomas

Las decisiones que tome con respecto al sistema de bolsa le afectarán a diario, por lo que es fundamental que elija las mejores opciones de dispositivos en función de sus necesidades específicas. Su personal de enfermería especializado en estomas es un recurso valioso a la hora de tomar estas decisiones.