¡Atención! Información actualizada a mayo de 2024. Aviso importante sobre los dispositivos de urostomía de 2 piezas Descubre más

Cómo manejar la espasticidad y el dolor

La espasticidad y el dolor pueden ocurrir después de sufrir una lesión de la médula espinal, pero eso no significa que no pueda hacer nada al respecto. Aquí tiene algunos consejos para prevenir o manejar estos problemas comunes.

Dealing with Spasticity and Pain

Aprenda a manejar la espasticidad y el dolor después de una lesión de la médula espinal.

Después de una lesión de la médula espinal, es posible que experimente espasticidad, que es una contracción de los músculos repentina e involuntaria. También puede tener algo de dolor. Esto es normal, siempre y cuando no sea una indicación de otra lesión o infección. Aprenda a manejar y a lidiar con estos dos problemas de la mejor manera.

Manejar la espasticidad

Muchas personas con lesiones de la médula espinal o con ciertas enfermedades, como la esclerosis múltiple, tienen problemas de espasmos incontrolables en los brazos o en las piernas. Un cierto número de espasmos puede ser bueno porque ayudan a mantener el tono muscular y aumentan la circulación sanguínea en las piernas. Sin embargo, muchos espasmos pueden ser dolorosos y hacer que las actividades diarias sean difíciles para usted y la persona que le cuida.

Si se producen espasmos, su equipo de atención sanitaria puede ayudarle a identificar y eliminar las posibles causas, como una úlcera por presión o una infección de la vejiga. También pueden enseñarle a hacer estiramientos y a trabajar los músculos haciendo ejercicio y haciendo presión en la extremidad cuando sufre espasmos, si es el caso.

Otras opciones para controlar los espasmos que puede tratar con su médico son:

  • Medicamentos
  • Bloquear los nervios
  • Cirugía
  • Procedimientos como estimuladores espinales y bombas de infusión


Manejar el dolor

Después de una lesión es normal sentir algunos tipos de dolor. Dos tipos comunes de dolor son el neuropático y el musculoesquelético.

Dolor neuropático: Las personas a menudo describen esto como una sensación de ardor o una sensación de estar pinchándose constantemente con alfileres y agujas. Otros dicen que sienten una sensación eléctrica o fría. Este dolor generalmente se siente al nivel de la lesión o por debajo de este.

Dolor musculoesquelético: este tipo de dolor se siente por lo general en la espalda, en los hombros o en las muñecas. Por lo general es el resultado del estrés físico o el esfuerzo físico por levantar cosas, moverse y hacer ejercicio. A pesar de que por lo general el dolor es normal, también puede indicar una lesión o infección. Si siente dolor, debe consultar con el profesional sanitario para que le haga un diagnóstico y le dé tratamiento.

Aunque estos dos problemas pueden ocurrir después de una lesión de la médula espinal, la buena noticia es que hay pasos prácticos que puede tomar para evitar o minimizar la espasticidad y tratar el dolor de manera efectiva. Lo mejor es trabajar siempre con el equipo de atención sanitaria para tratar la espasticidad y el dolor de inmediato, de modo que cuente con un programa claro para seguir.