¡Atención! Información actualizada a mayo de 2024. Aviso importante sobre los dispositivos de urostomía de 2 piezas Descubre más

Consejos para prevenir las ITUs en mujeres

Las mujeres sufren más infecciones del tracto urinario (ITUs) que los hombres por muchas razones y el autosondaje puede aumentar el riesgo. Conozca los medios que pueden utilizar las mujeres para prevenir las ITUs.

5 Reasons Exercise is the Best Medicine

Consulte aquí para conocer consejos acerca de la prevención de ITUs en mujeres


Si es usted mujer, probablemente no le sorprenda que las infecciones del tracto urinario (ITU) sean más frecuentes en las mujeres que en los hombres. Esto se debe a una serie de factores, como la disposición de la anatomía femenina, la actividad sexual, el uso de productos de higiene femenina y la menopausia. Además, si utiliza una sonda, también aumenta el riesgo de contraer ITUs.

Si la infección se limita a la vejiga, puede ser dolorosa y molesta. Pero si una ITU se extiende a los riñones, puede producir problemas graves de salud. A continuación se analizan los factores de riesgo, junto con algunas medidas prácticas y proactivas que puede tomar para evitar las ITUs.

La anatomía femenina y las ITUs

Una de las razones por las que las mujeres padecen más ITUs que los hombres es el diseño de su anatomía interna, en particular la ubicación del tracto urinario y la longitud de la uretra. La uretra de la mujer es mucho más corta que la del hombre y está situada cerca de la vagina y el ano, por lo que es más probable que las bacterias entren en la uretra y provoquen una infección. Para prevenir las ITUs, asegúrese de limpiarse de delante hacia atrás después de orinar y de defecar. Esto evitará que las bacterias se propaguen del ano a la vagina y la uretra.

Otros factores que contribuyen a las ITUs en las mujeres

Además de la disposición anatómica, los riesgos de ITUs específicos de la mujer suelen manifestarse en tres categorías: la actividad sexual, el uso de productos de higiene femenina y la menopausia.

Actividad sexual: muchas mujeres contraen ITUs después de mantener relaciones sexuales vaginales. Esto se debe a que el movimiento de la penetración puede empujar las bacterias del ano o la vagina hacia la uretra. A continuación ofrecemos algunos consejos para evitar que esto ocurra:

  • Límpiese la zona perineal (es decir, la que se extiende desde el ano hasta la vulva) inmediatamente después del coito.
  • Evite los lubricantes espermicidas, ya que pueden alterar la flora vaginal y uretral normal (es decir, el tipo “bueno” de bacterias).
  • Orine inmediatamente después de mantener relaciones sexuales para eliminar potencialmente las bacterias nocivas.
  • Si utiliza un diafragma, considere otro método anticonceptivo, ya que los diafragmas pueden contribuir al crecimiento bacteriano.

Uso de productos de higiene femenina: en las compresas y los tampones las bacterias pueden proliferar con mucha facilidad durante la menstruación. Asegúrese de cambiarse el tampón al menos cada cuatro horas, en función del flujo, y evite usarlos durante la noche. También es necesario cambiar las compresas preferentemente cada 4 o 6 horas.

Menopausia: si está en el periodo de menopausia, existen muchos factores que pueden aumentar las probabilidades de contraer ITUs. Es posible que la vejiga se contraiga con menos fuerza y le resulte más difícil vaciarla por completo, lo que puede permitir la propagación de bacterias. Además, como la producción de estrógenos disminuye, los niveles de pH vaginal también varían. Esto puede alterar el equilibrio de bacterias y levaduras en la vagina, lo que incrementa las posibilidades de infección. Por último, las paredes vaginales pueden volverse más finas. Esto puede provocar pequeños desgarros cerca de la uretra, que se pueden convertir en puntos de entrada para las bacterias. A continuación le proporcionamos algunos consejos para ayudar a evitar las ITU si está en el periodo de menopausia:

  • Intente vaciar la vejiga lo más completamente posible cada vez que orine.
  • Considere la posibilidad de hablar con su médico sobre la terapia de estrógeno vaginal.
  • Utilice cantidades generosas de lubricante no espermicida durante las relaciones sexuales.

Uso de sondas e ITUs

El uso de una sonda introduce otro factor de riesgo de ITUs. En lo que respecta a las prácticas de higiene y las técnicas de inserción, siga siempre las recomendaciones de su profesional sanitario. A continuación le ofrecemos unas pautas generales para ayudar a las usuarias de sondas a evitar las ITUs:

  • Mantenga la zona vaginal y el perineo constantemente limpios.
  • Lávese las manos durante al menos 20 segundos antes de realizar el autosondaje.
  • No toque la punta de la sonda con los dedos ni permita que entre en contacto con otras superficies; considere el uso de una sonda que favorezca el sondaje sin contacto.

Si experimenta los síntomas de una ITUs o padece infecciones de forma repetida, concierte una cita con el profesional sanitario para recibir tratamiento. Además, pregunte a su equipo sanitario acerca de otras medidas preventivas específicas para usted.