¡Atención! Información actualizada a mayo de 2024. Aviso importante sobre los dispositivos de urostomía de 2 piezas Descubre más

Cómo retomar la vida diaria después de una lesión de médula espinal

Al principio puede ser difícil imaginar su vida después de una lesión de la médula espinal. Lea estos consejos que le ayudarán a recuperar su rutina diaria.

Returning to Everyday Life after a Spinal Cord Injury

Cómo retomar la vida diaria después de una lesión de la médula espinal.

A medida que haga la transición del hospital a su hogar, probablemente tendrá muchas preguntas sobre su recuperación y sobre cómo será su nueva vida. Su equipo de atención sanitaria le informará sobre los siguientes pasos y sobre lo que se espera que pueda hacer, es decir, sobre sus "resultados funcionales".

Todas las personas con una lesión de la médula espinal son diferentes en lo que se refiere a su capacidad para realizar actividades. Sus funciones dependen de la especificidad de su lesión única y de la gravedad de la misma (a menudo denominada "completa" o "incompleta"). Lo que es importante es que obtenga la ayuda necesaria para que su regreso a la vida cotidiana sea lo menos problemático posible.

Estas son algunas de las actividades clave sobre las que usted y el equipo de atención sanitaria trabajarán para facilitar la transición.

Cómo prepararse para adaptarse completamente

Su rehabilitación implicará aprender nuevas técnicas. Estas técnicas comienzan por lo básico, como sentarse y levantarse de la silla de ruedas de manera segura, ir al baño y bañarse. Pero pronto progresará y realizará técnicas más avanzadas, como conducir un automóvil con equipamiento especial, aprender algún deporte nuevo y llevar a cabo otras formas de mantener su movilidad y su vida social.

También será dependiente de algunas ayudas técnicas. Su equipo le ayudará a determinar el tipo de silla de ruedas que es mejor para usted. Es posible que necesite una silla o taburete de ducha para poder entrar y salir de la bañera de forma segura. También es posible que incluso necesite un equipo especial para el control intestinal y el cuidado de la vejiga.

Su fisioterapeuta también puede recomendarle algunas modificaciones para realizar en su hogar. Por ejemplo, instalar rampas y barandillas para ayudarle a moverse, y tener a mano objetos que faciliten el acceso a armarios, encimeras y otros lugares.

Durante este tiempo, habrá muchos cambios y cosas nuevas que tendrá que aprender. Terminará por dominar todas las técnicas que necesita y contará con todo el equipamiento y estrategias necesarias en su hogar para que pueda realizar las actividades diarias con facilidad.

Motívese poniéndose metas

Una parte muy importante de su recuperación consiste en establecer metas que tendrá que lograr. Si bien los objetivos de cada persona son diferentes, en general, lo importante es avanzar para reanudar la vida cotidiana y volver a las rutinas y actividades que disfrutaba antes de su lesión de la mejor manera posible. Las personas que se ponen metas personales disfrutan de una mayor satisfacción con la vida y de una adaptación más fácil a la cotidianidad después de la lesión.

Algunos consejos prácticos para establecer metas:

  • Comience con metas pequeñas y frecuentes que pueda lograr a diario. Su fisioterapeuta puede recomendarle algunos objetivos alcanzables.
  • Para lograr metas personales a largo plazo, piense en lo que esperaba de la vida antes de sufrir el accidente. Creemos que es posible que siga luchando por las mismas cosas.
  • Las metas de la vida, como graduarse en la universidad, conseguir un gran trabajo, casarse o formar una familia, pueden ser más complejas, pero es probable que sigan siendo alcanzables.
  • Identifique la ayuda que necesita para lograr sus objetivos, por ejemplo, disponer de equipos informáticos adaptables o contar con personas o recursos pertenecientes a organizaciones de lesiones de la médula espinal. 


Su salud en general

Es importante mantener su salud general además de controlar su lesión de la médula espinal. El tipo de exámenes y pruebas necesarios varían según la edad, el sexo y la historia clínica.

Estas son algunas recomendaciones de salud que debe realizar:

  • Hágase un chequeo médico completo y vacúnese contra la gripe una vez al año
  • Pida una cita anual para hacerse una exploración urológica, que puede incluir una prueba urodinámica (estudios especiales de su vejiga)
  • Controle su peso corporal. Su objetivo debe ser tratar de mantener su peso habitual.
  • Haga ejercicio con regularidad, coma sano y no fume. Los riesgos de sufrir un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular son los mismos que los de las personas que no tienen una lesión de la médula espinal.