¡Atención! Aviso importante sobre los dispositivos de urostomía de 2 piezas Aprende más

Control y tratamiento de trastornos neurógenos de la vejiga

Existen varias opciones para el control y tratamiento del trastorno de vejiga neurogénica. Conozca las opciones de tratamiento prescritas con más frecuencia. 

Obtenga información sobre las opciones de tratamiento para la vejiga neurogénica.

Si le han diagnosticado vejiga neurogénica, el siguiente paso es que usted y su equipo de atención sanitaria elaboren un plan para controlar y tratar el trastorno. Cada vejiga neurogénica es única, por lo que no existe un plan de tratamiento uniforme para todos los casos. Una vez que se diagnostica la naturaleza exacta del problema y el médico ha contemplado y eliminado la posibilidad de someterse a cirugía, el siguiente paso es aprender a controlar y tratar la vejiga neurogénica. 

Objetivos de control y tratamiento

Si experimenta los síntomas de la disfunción de la vejiga neurogénica, su equipo de atención sanitaria diseñará un plan que pueda reducir o posiblemente eliminar los problemas que conlleva. Otros objetivos pueden incluir la prevención de infecciones del tracto urinario y otros problemas relacionados con la vejiga. Finalmente, el plan debe ser compatible con su estilo de vida.

El plan de control y tratamiento para la vejiga neurogénica generalmente incluye tres componentes: 

1. Medicamentos 

Las personas con vejiga neurogénica a menudo son tratados con uno o más medicamentos que ayudan a que la vejiga almacene la orina de manera más eficaz o que ayudan a que la vejiga y los esfínteres funcionen mejor. 

  • Los anticolinérgicos son medicamentos que pueden disminuir los espasmos de la vejiga y pueden ayudar a reducir la incontinencia urinaria. Este medicamento está disponible en píldoras y en parches para la piel. 
  • Las inyecciones de toxina botulínica (Botox) pueden ayudar a tratar los síntomas de la vejiga hiperactiva. El médico inyectará este medicamento en la vejiga o en los esfínteres urinarios.
  • También existen otros medicamentos. Pregunte al profesional sanitario qué medicamentos podrían ser los más adecuados para usted.


2. Ingesta de líquidos

Todos necesitamos beber suficiente líquido para lograr una función renal saludable. La cantidad y el tipo de líquidos que debe beber dependen de su situación particular y del tipo de problemas de vejiga que tenga. 

Si su vejiga tiende a vaciarse con frecuencia o tiene pérdidas de orina, puede que le resulte mejor limitar el consumo de bebidas que contengan cafeína (es decir, café, té y bebidas carbonatadas). La cafeína puede aumentar la actividad de la vejiga y esto hace que sus síntomas empeoren. Las bebidas alcohólicas también pueden estimular el vaciado de la vejiga, por lo que es adecuado limitarlas también.

Si es propenso a sufrir infecciones del tracto urinario (ITU) frecuentes, es posible que el profesional sanitario le recomiende que aumente la cantidad de agua que bebe. Si la micción nocturna es un problema, deje de beber líquidos unas horas antes de acostarse.

Algunas personas creen que beber zumo de arándanos ayuda a prevenir las infecciones urinarias; sin embargo, los estudios clínicos no han demostrado que esto sea efectivo. Además, no debe consumir este tipo de zumos si está tomando el anticoagulante warfarina (a veces conocido por el nombre de las marcas que lo fabrican: Coumadin y Jantoven). Asimismo debe comentarle a su médico si está considerando la posibilidad de tomar algún remedio dietético o de herbolario.

3. Sondas 

Una sonda es un pequeño tubo hueco que se introduce en la vejiga para drenar la orina cuando la vejiga no puede vaciarse por sí sola. Si la sonda va a permanecer en la vejiga durante horas, días o más, se denomina sonda permanente. Si la sonda se introduce para drenar la vejiga y luego se retira, se llama sonda intermitente.

La colaboración es un factor clave en el tratamiento de la vejiga neurogénica

Trabaje en estrecha colaboración con el equipo de atención sanitaria para encontrar la forma más eficaz de controlar y tratar su vejiga neurogénica. Puede necesitar una combinación de opciones de tratamiento o simplemente una sonda. Juntos podrán encontrar lo que funciona mejor en su caso.