¡Atención! Información actualizada a mayo de 2024. Aviso importante sobre los dispositivos de urostomía de 2 piezas Descubre más

Descripción del trastorno de la vejiga neurogénica

¿Le han diagnosticado un trastorno de la vejiga neurogénica? Estar informado es un excelente primer paso para controlar y tratar esta afección. Obtenga información esencial sobre la vejiga neurogénica, así como sobre otros problemas que puedan surgir. 

couple-on-couch-looking-at-laptop-screen-understanding-neurogenic-bladder-disorder

Obtenga información sobre el trastorno de la vejiga neurogénica

¿Le han diagnosticado un trastorno de la vejiga neurogénica? Estar informado es un excelente primer paso para controlar y tratar esta afección. Obtenga información esencial sobre la vejiga neurogénica, así como sobre otros problemas que puedan surgir.

¿Qué es el trastorno de la vejiga neurogénica?

Una vejiga neurogénica significa que tiene algún tipo de problema de control de la vejiga causado por una lesión o enfermedad de los nervios, la médula espinal o el cerebro. En pocas palabras, la vejiga, el cerebro y el esfínter no se están comunicando bien. Si comprende cómo funciona el sistema urinario, también sabrá que los impulsos nerviosos entre el cerebro, la médula espinal y la vejiga son esenciales para las funciones corporales normales.

Hay una variedad de síntomas que pueden ocurrir con una vejiga neurogénica, dependiendo de su condición única:

  • Puede experimentar micción frecuente o infrecuente, o posiblemente incontinencia. Sus esfínteres urinarios también pueden funcionar incorrectamente (La forma en que se comportan la vejiga y los esfínteres depende de la ubicación del trastorno neurológico en el cerebro, la médula espinal o los nervios periféricos y de la gravedad de la enfermedad o lesión).
  • Si su vejiga se vacía con demasiada frecuencia, puede describirse como hiperactiva. Su cuerpo no puede almacenar tanta orina como debería, lo que provoca que orine con más frecuencia que si tuviera una vejiga normal Los síntomas pueden ser micción más de una vez por la noche, fuerte deseo urgente de orinar y aumento de la frecuencia de la micción (más de 8 veces en 24 horas).
  • Algunos trastornos neurológicos impiden que la vejiga se vacíe correctamente. Su vejiga se llena de orina, pero usted no tiene la sensación de orinar o su vejiga no se comprime para hacer que la orina salga.
  • Las lesiones o trastornos neurológicos también pueden hacer que los esfínteres urinarios funcionen de manera inadecuada. Es posible que no se cierren o no se abran en el momento adecuado, o que no se cierren en absoluto. En una afección llamada disinergia del esfínter detrusor, los músculos del suelo pélvico se contraen y cierran la uretra cuando la vejiga se contrae, impidiendo que la vejiga se vacíe. Esto puede hacer que la orina fluya por los uréteres hacia los riñones, posiblemente dañándolos. Las infecciones del tracto urinario y de la vejiga pueden ocurrir con esta afección y la persona puede tener síntomas como incontinencia y estreñimiento.


Esté atento para detectar las posibles infecciones del tracto urinario (ITU)

Si tiene un trastorno de la vejiga neurogénica, es posible que tenga infecciones del tracto urinario (ITU) ocasionales o frecuentes. Estas infecciones se producen cuando hay una mayor cantidad de bacterias (u otros microorganismos) dentro del revestimiento de la vejiga, la uretra o los riñones. Esto puede ser el resultado de no vaciar completamente la vejiga. En los hombres, las infecciones del tracto urinario también pueden incluir los genitales, la próstata y los testículos.

Es importante que contacte con su médico en cuanto se produzca el primer síntoma de infección urinaria.